El año que rompió el silencio | Projecte ella
2268
post-template-default,single,single-post,postid-2268,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.4,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

El año que rompió el silencio

Us deixem l‘enllaç d’un article publicat a El Periodico el 23/07/2018 en el qual va participar la confundadora de projecte ella Júlia Mas Maresma

“Cuando empezamos a denunciar públicamente este tipo de abusos reivindicamos aquello que durante años ha puesto de manifiesto el feminismoque lo personal es político”, explica la socióloga Júlia Mas Maresma. “El movimiento #metoo pone sobre la mesa que todas hemos sido expuestas, de una manera u otra, a situaciones de abuso o violencia. Lo que pasa es que a veces no somos capaces de detectarlo porque algunas de estas discriminaciones y violencias están dramáticamente normalizadas. Movimientos como el #MeToo permiten romper silencios y construir relatos, feministas, sororos y compartidos, que denuncian que la situación a la que hemos sido expuestas las mujeres ni es normal, ni se debe normalizar”, explica la socióloga y fundadora del Projecte Ella.

“Quizás, y digo quizás porque no pondría la mano en el fuego, no todos los hombres sean agresores, pero sí todas las mujeres hemos sido víctimas. El problema surge cuando al exponerse un caso, o miles, de vulneración de derechos de las mujeres, la reacción es ponerse a la defensiva. Es decir, quitarle importancia, dejar de poner atención en lo que las mujeres están contando y centrarlo en la justificación de algunas agresiones. El no todos los hombres expone indicios claros de una reacción machista”, reflexiona la socióloga Mas Maresma.

 

Sense comentaris

Escriu un comentari